VISUALIZACIÓN

Gracias a la visualización usted podrá potenciar su capacidad creativa y su imaginación, aprendiendo a utilizarlas consciente y positivamente. Las técnicas de visualización eran ya utilizadas en las antiguas civilizaciones de Egipto, Babilonia, India, Grecia, etc.

Numerosas investigaciones han demostrado la gran eficacia de las visualizaciones para conseguir un gran control de la mente, las emociones y el cuerpo, así como para lograr cambios deseados en la conducta.

Los nuevos caminos abiertos por la Psiconeuroinmunología apuntan claramente hacia la conveniencia de utilizar técnicas de visualización, hipnosis, relajación y meditación para tratar enfermedades que convencionalmente se trataban con fármacos.

Se entiende por imagen la representación mental de un objeto; e imaginación, la facultad mental de formar imágenes o conceptos de objetos que no se presentan en ese momento a los sentidos. Por desgracia, esta capacidad de imaginación se va perdiendo al dejar de utilizarse con los años.

Para lograr auténticos cambios positivos en la persona, la imaginación debe ir acompañada del componente sensorial, es decir, hay que vivir con los cinco sentidos lo que estamos visualizando.

 

Ejemplo de una visualización

Elija un lugar y una postura cómoda, cierre los ojos, haga varias respiraciones profundas y envíe mensajes de relajación a los diferentes grupos musculares (cara, hombros, brazos, pecho, abdomen, piernas).

Imagínese que va bajando por una montaña y se va sintiendo cada vez más relajado a medida que va descendiendo. Visualice todos los detalles del paisaje, el color del cielo, la fresca brisa sobre su cara, los olores de las flores y la sensación de paz, tranquilidad y armonía. Al llegar abajo se encuentra en un valle de color verde donde la sensación de la hierba fresca le embriaga, y se siente aún más relajado, más en armonía con el entorno y con usted mismo, y ahora observa un lago tranquilo, apacible, en calma, y se siente profundamente relajado. Disfrute de esa sensación de paz, armonía y felicidad.
Después de un rato de disfrutar de esta maravillosa sensación de paz y de sosiego. Comience a subir hacia la montaña pero cargado de energía y vitalidad.

Empiece a respirar profundamente y, despacio, mueva los dedos de los pies y de las manos.

Abra los ojos y estírese respirando y bostezando profundamente, ahora ya completamente relajado, lleno de energía y vitalidad.

 

Las visualizaciones se pueden utilizar para manejar el estrés, como terapia para afrontar enfermedades, influir sobre el sistema inmunitario -aumentado su eficacia o disminuyendo sus reacciones-, eliminar fobias, controlar la angustia y la ansiedad, o fijar y fortalecer metas y objetivos, etc.

Basándose en la visualización que le hemos presentado, le animamos a que cree usted sus propias visualizaciones escogiendo el tema y la forma de expresarlas.