TECNICAS MENTALES


“La oscuridad hacinada a través de los siglos en una determinada cueva
puede ser disipada en un solo instante con solo encender una luz en ella.”

Mente

ConcentracionSomos lo que pensamos y nuestro futuro lo creamos día a día. El pensamiento es la semilla de donde brotan nuestras acciones. El germen de donde surge todo. Si queremos gozar de éxito, de salud en nuestra profesión, en las relaciones personales, en nuestra vida en general debemos prestar una muy especial atención los pensamientos que albergamos. Pensamientos de calma, serenidad, positivos, de éxito, de alegría, de confianza, de seguridad, de valentía y coraje, de lo que se pudiera llamar “una expectación jubilosa y optimista de la vida” nos aportarán grandes beneficios en todos los ámbitos.

Debemos comprender profundamente, completamente, que el pensamiento es una fuerza de magnitud ilimitada, tan real como la electricidad o la gravedad. La mente es omnipotente y es lo que nos separa del resto de la creación.

Íntimamente unido a los pensamientos están las palabras. Las palabras son el reflejo de los pensamientos; si queremos comprender nuestras vidas, nuestra salud, nuestras relaciones, nuestros pensamientos, nuestra vida, debemos observar nuestras palabras. Una toma de conciencia del vocabulario, del tono y de la forma de expresarnos es un fiel reflejo de nuestra manera de ser.

La mente (YI) a través del pensamiento es el amo de la energía, la energía es el amo de la sangre. Donde pongo mi mente, allí ira mi energía, donde vaya mi energía allí irá mi sangre.

Así como movimientos y posturas específicas del cuerpo consiguen la activación de la energía y la sangre, es sobre todo la correcta utilización de la mente la que va a eliminar los obstáculos que impiden su circulación así como activar su movimiento por el cuerpo.

 

Técnicas mentales

1. Observación Activa de la Palabra y el Pensamiento:

Para conocernos mejor y poder actuar eficazmente es importante que sepamos con claridad los temas que pululan por nuestra mente a lo largo del día.
Ejercicio: Anotar en un papel los pensamientos que tenemos y las palabras que pronunciamos durante dos o tres días. A continuación haremos hincapié en no pronunciar una palabra negativa. Debemos descartar de nuestro vocabulario palabras y frases como: “no puedo”, “imposible”, “dolor”, “es tremendo”, cambiar por una positiva.

 

2. Técnica de Visualización:

Las técnicas de visualización eran utilizadas en las antiguas civilizaciones de Egipto, Babilonia, India, Grecia así como China. Actualmente hay un numerosas investigaciones sobre su gran eficacia para conseguir un control de la mente, las emociones y el cuerpo, así como para lograr cambios deseados en la conducta.

Se entiende por imagen la representación de un objeto, y visualización o imaginación la facultad de formar imágenes o conceptos de objetos o acciones que no se presentan en ese momento a los sentidos. Una eficaz sesión de visualización conlleva cambios fisiológicos significativos en el organismo. A continuación se da un ejemplo.

Siéntate con el tronco erguido, el cuerpo inmóvil y las palmas de las manos hacia arriba sobre los muslos cerca de la línea que separa el tronco y los muslos; codos hacia atrás. (Si te encuentras en cama, procura simplemente permanecer inmóvil). Calma la mente. Cierra los ojos y concentra la atención en el entrecejo o Dan Tien alto (Punto de Acupuntura Yin Tang) que es el centro psicofisiológico de la concentración y la voluntad.

Procura sentir o imaginar – mediante el ejercicio de la concentración o la voluntad – que la energía cósmica con su poder curativo está penetrando en tu cuerpo a nivel del entrecejo y fluyendo desde allí hacia la región afectada (puedes imaginar una luz que entra y se dirige hacia los dedos de las manos por ejemplo). Si tu aflicción es de naturaleza mental o espiritual, siente que este poder está incinerando la ignorancia espiritual y acabando con todo desequilibrio mental.

Practica lo anterior una y otra vez, y esfuérzate en todo momento por pensar en forma positiva y por actuar con alegría. Cultiva la determinación, y la fe en el ilimitado poder curativo de la consciencia cósmica (TAO) de donde surge toda salud, paz, poder y bienestar.

Se puede terminar repitiendo una afirmación científica para la curación.

 

3. Técnica de Concentración/ Meditación:

La concentración es la capacidad de dirigir toda nuestra atención a un asunto determinado. Las técnicas de concentración/meditación producen efectos fisiológicos importantes en el organismo y se basan fundamentalmente en el postulado “pensar en una cosa para olvidar las mil” lo que lleva al sistema Nervioso a su estado de inhibición positiva que a su vez produce poderosos cambios fisiológicos en el organismo.

A continuación un ejemplo de una técnica de concentración/meditación:

Con el cuerpo en la posición que se describe en el punto No. 2 arriba, haz una doble inspiración por la nariz y una doble espiración por la boca tres veces.

Concentra toda tu atención en el Dan Tien Superior (Ying Tang) al inspirar por la nariz y frunce suavemente el entrecejo; la lengua toca el punto entre el paladar alto y los dientes. A continuación espira por la boca, relaja la contracción muscular y la atención (aunque siempre manteniendo la atención en el punto descrito) y permite que la lengua caiga a su posición normal.

Repite durante 5 – 10 – 20 o más minutos la técnica y termina por quedarte quieto al final por un largo periodo de tiempo disfrutando de la paz y la serenidad que se siente. Durante este periodo en el que se ha tomado contacto con la Conciencia Cósmica y su propia Esencia se puede elevar las peticiones de curación a esa Inteligencia Superior. (Si durante la práctica de la técnica la mente divaga, devolverla a lo que se está haciendo en esos momentos; los beneficios están en relación proporcional a nuestra capacidad de interiorización).

 

4. Técnica de Afirmaciones Científicas para la curación:

Una afirmación es la aseveración de una verdad la cual, al ser expresada verbalmente con convicción constituye una poderosa fuerza vibratoria capaz de destruir los pensamientos negativos, los malos hábitos y las configuraciones mentales dañinas que ocasionan la enfermedad, la ansiedad, el temor y la ignorancia de nuestro verdadero ser de nuestro poder y fuerza. Cuando se repite una afirmación constantemente con concentración y con convicción, esta práctica estimula y canaliza el flujo de la corriente de energía vital hacia la curación física mental y espiritual.

“Las afirmaciones ayudan al alma a recordar que en realidad posee aquello de lo cual, debido al olvido , creía carecer. La afirmaciones implican la aplicación acertada dela ley vibratoria. Las palabras son vibraciones del pensamiento. Los pensamientos son vibraciones de poder y energía. El Pensamiento es la fuerza que gobierna el complicado mecanismo celular del cuerpo, así como también la maquinaria del destino humano y del cosmos mismo. Los pensamientos de un individuo llevan a cabo todas las funciones químicas, psicológicas y metabólicas del cuerpo.”

Paramahansa Yogananda

 

En estos momentos las más importantes universidades del mundo están estudiando estos conocimientos que hace miles de años se conocen en la India y China. La Universidad de Harvard ha creado El Instituto Cuerpo- Mente y está hablando de “rezar, meditar y relajarse” para curar enfermedades.

A continuación se citan varias afirmaciones para la curación. Elige la que más se adapte a tus necesidades y repítela varias veces (primero en voz alta con la entonación apropiada y bajando luego la voz hasta acabar en un susurro) antes de dormir por la noche, apenas te despiertes por la mañana y a lo largo de todo el día cuantas veces acuda a tu mente. Repite las palabras con concentración, convicción hasta sentir que tu mente se ha unificado con el poder ilimitado de la Energía Cósmica y hasta que estos pensamientos se conviertan en tu propia realización. Ten fe, no vaciles, ni dudes pues ello paraliza la energía vital.

Así como el mal hábito de “la conciencia de enfermedad “suele requerir de un largo tiempo para desarrollarse, se necesita de un cierto tiempo para que el buen hábito de la “conciencia de salud” se restablezca. Tú tienes dentro el poder para curarte, sácalo con disciplina, imaginación, voluntad, amor y razonamiento.

 

Afirmaciones Curativas

“Estoy sumergido en la Luz Eterna. La Luz impregna cada partícula de mi ser. Vivo en esa Luz. El Espíritu Divino colma mi ser, interior y exteriormente”.


“Oh Energía Cósmica, Tu has creado mi cuerpo. Mi cuerpo está sano porque Tú estás en él. Tú eres Perfecta. Puesto que yo fui credo en Tu Imagen yo soy perfecto”.


“Padre Celestial, Tú vida cósmica y yo somos uno. Tú eres el Océano y yo soy la ola: Somos uno”.


“Soy uno con el Poder infinito del universo, tengo el poder de cambiar mi vida para lo mejor”.


“Formo parte del Universo y dentro de mí está el Poder Ilimitado. Exijo mi Divina Herencia. Acudo a Ti Oh Energía Curativa. Estoy curado porque Tú estás dentro de mí”.

 

 

LUOHAN MEDICINAL