MINDFULNESS: LA TRADICION CHINA

Hoy día todo el mundo está hablando de Mindfulness: la “atención plena”. La comunidad científica está descubriendo sus múltiples aplicaciones y la sociedad, sus numerosos beneficios.

En momentos como este, es justo y necesario, resaltar las especiales características de la tradición china de la atención plena y la contribución que puede hacer.

En este escenario, el legado de Bodhidharma, puede desempeñar un papel destacado. En efecto, Luohan Gong representa uno de las más fuertes tradiciones de la práctica de la atención plena en la tradición china.

Creado por Bodhidharma (Ta Mo para los chinos), la figura principal del Budismo Zen, Luohan Gong ha llegado a nosotros a través del Templo de Shaolin y más específicamente a través de uno de los estilos más conocidos y populares de Kung Fu: El Choy Lee Fut.

El entrenamiento en la atención plena en la tradición china por lo general comienza con el cuerpo. En Luohan Gong, es a través de la rutina de movimientos “Las Manos de los 18 Luohan”: Una verdadera joya.
Este conjunto de movimientos, que tradicionalmente se considera creado por Bodhidharma, fue especialmente concebido para ayudar a los meditadores a soportar el riguroso entrenamiento de la meditación sentada.
Al igual que los estudiantes y profesionales de hoy día que pasan la mayor parte de su vidas sentados, los meditadores sufren de dolores en la espalda y las articulaciones. Las Manos de la 18 Luohan, extremadamente bien concebido anatómica y fisiológicamente, logra, a través de poderosos posturas, respiraciones e inteligentes estiramientos, fortalecer la columna vertebral y las articulaciones, drenar los canales de energía a la vez que entrenan la relajación, la calma mental y la concentración.

Y esto es muy importante porque es mucho más accesible para un principiante centrarse en el cuerpo y el movimiento que sentarse a respirar o concentrarse. Es más fácil, más aceptable en un primer momento para practicar la concentración, olvidar los pensamientos, relajarse y vivir el presente hacerlo a través del movimiento. Un movimiento que al mismo tiempo afina, ordena y ajusta el cuerpo físico y energético. Además, estos movimientos inteligentes y refinados preparan el cuerpo y la columna vertebral para la meditación sentada y el trabajo energético que le sigue. Esta meditación en movimiento también ayuda a transferir la experiencia del silencio y la quietud vividos durante la práctica de esta “danza” a la vida diaria, vida que es precisamente eso: movimiento.

Ese es el “primer elemento” * en la enseñanza de la atención plena en la tradición china: hacerlo a través del movimiento corporal. El “segundo” * es justamente la meditación sentada, o Tai Luohan como se le conoce en la tradición de Luohan Gong.

La tradición china de la atención plena varía un poco con la teoría de la atención plena popular hoy en día. Las técnicas, en Luohan Gong, ya sea en movimiento o sentado, además de calmar la mente y el cuerpo estimulan el movimiento activo de la sangre y la energía a través del organismo. Esa es una de las diferencias.

En el primer caso, es decir en “Las manos de los 18 Luohan”, lo hace a través de la “Bomba de Energía”, creada por la secuencia continua de los movimientos de Yin / Yang. En el segundo caso –Tai Luohan– esta circulación de la energía y sangre se logra por las técnicas específicas y puntos de energía activados. En ambos métodos se alcanzan los objetivos de aumentar la cantidad y calidad de la energía y su circulación a través del cuerpo.
Luohan Gong por su origen y características representa uno de los sistemas más puro, original y profundo existente hoy día de la práctica de la atención plena en China: Un verdadero tesoro.

 

*Nota: Hemos puesto “primero” y “segundo” entre comillas, ya que no representan una metodología jerárquica, sino más bien diferentes maneras, cada una con sus propias características, que se complementan para facilitar una comprensión más profunda de la atención plena.