CHOY LEE FUT KUNG FU

El Choy Lee Fut es uno de los sistemas más populares de Kung Fu que existen y es famoso por su amplia variedad de métodos y formas de entrenamiento. Chan Heung, el fundador pasó 20 años reuniendo y perfeccionando todas sus habilidades antes de sintetizarlas en un sistema coherente.

De acuerdo con los registros guardados en el archivo familiar de la Familia Chen, existen 148 formas registradas (incluyendo 44 formas de puño), divididas en tres niveles: nivel primario, secundario y terciario; desde la forma más básica “ng lun ma” hasta las forma más avanzadas como “Wu Chi“, y las complejas técnicas del maniquí de madera como “da hai mun jong”.

Luohan Gong es parte del plan de entrenamiento del Choy Lee Fut, pero no es necesario aprender las formas de lucha para beneficiarse y apreciar completamente estas formas internas del trabajo de la energía.

Es prácticamente imposible para cualquiera aprender y recordar todas estas formas, y tampoco es recomendable. La idea es especializarse después de dominar las técnicas básicas, y entonces, escoger las formas más adecuadas para el temperamento y tipo corporal de una persona, para un posterior estudio.

Para evitar que desaparezca este conocimiento tradicional de una generación a otra, Chan Heung y sus descendientes han registrado cada una de estas 148 formas en un “Kuen po” (manual de trabajo de puños); un tipo de receta de kung-fu, la cual asigna a cada movimiento su nombre (y su número), orientación, técnica manual, movimiento corporal y el trabajo de los pies, y algunas aplicaciones. En el pasado, cuando un discípulo recibía permiso para enseñar fuera de su propia escuela, se le concedía un “Kuen” por escrito a mano por su propio Maestro, como un tipo de certificado y un registro de lo que le había sido trasmitido.

 

Luohan Qigong se puede practicar por sí mismo para la salud y el desarrollo personal. Sin embargo, para los Artistas Marciales serios, Luohan Gong supone la clave para el secreto de las técnicas avanzadas. En el nivel primario, tendemos a trabajar principalmente los aspectos físicos del kung-fu, posturas, trabajo con los pies, puñetazos y golpes. El poder proviene principalmente de los músculos y los huesos. Es externo y superficial. Para progresar hacia un nivel superior, tenemos que trabajar con el cuerpo, la mente y el espíritu como un todo integral. En otras palabras, los aspectos ”internos” del kung-fu. Esto lo logramos trabajando con el Chi, nuestra fuerza vital intrínseca, porque es aquí donde Luohan Qigong brilla realmente.

En términos de forma, “Luohan Gong” se enseña normalmente a nivel secundario, “Siu Luohan” al final y “Tai Luohan” al comienzo del nivel avanzado. ¿Qué ocurre con Wu Chi? Bueno, según la traducción del nombre (literalmente “sin fin”), existe una búsqueda infinita de perfección.